¿Qué pasa si entra una bolsa de aire a tu arcilla?

esmaltes

¿Qué pasa si una bolsa de aire queda atrapada en tu arcilla y no lo sabes? ¿Se agrietará o romperá la cerámica? Estas son preguntas importantes

Si hay una bolsa de aire que ingresa al horno, su pieza podría agrietarse, romperse o incluso explotar según el tamaño del aire. burbuja y condiciones, pero su horno no debería dañarse. Los hornos están hechos para resistir la explosión de la cerámica. Las grietas, roturas y explosiones son parte del oficio. Cuando todavía hay humedad en la arcilla durante la cocción, aumenta la posibilidad de dañar la cerámica. Si se dispara lo suficientemente lento, la humedad tiene más posibilidades de escapar y la posibilidad de daño disminuye.

Evitando el aire en tu arcilla

Cuando la arcilla se mezcla o recicla, las bolsas de aire quedan atrapadas en la arcilla. El acuñamiento es la mejor manera de eliminarlos. Hay más beneficios de acuñar arcilla que simplemente deshacerse de las bolsas de aire. El acuñamiento también hace que la arcilla sea más trabajable y proporciona una humedad constante en toda la arcilla.

Cuando calce las primeras veces, puede terminar doblando aire en la arcilla. Es posible que se doble el aire en la arcilla hasta que lo domine y encuentre su método favorito. Cuanto más acuñe, más fácil será. El acuñamiento es el paso más importante antes de jugar con la arcilla.

Diferentes métodos de acuñación de arcilla

Hay varios métodos diferentes de acuñar o amasar. Si ve el término amasar la arcilla, no se confunda. También se le llama amasar como en amasar pan. Los conceptos son los mismos. Preparar la arcilla para construir a mano o lanzar.

Pugmills

Usar un Pugmill, que también se conoce como pugger, sería la forma ideal de calzar. Los pugmills son increíbles. Calzan la arcilla automáticamente.

Son ideales para reciclar arcilla o incluso pasarla justo antes de lanzarla o construirla a mano para hacer que la arcilla sea más flexible e igualar la humedad. A Amasadora Puede mezclar completamente su arcilla en solo unos minutos.

Cuando está comenzando, un Pugmill no es uno de los primeros equipos en su lista para comprar. Comprar bolsas de arcilla precortadas es el camino a seguir para los principiantes.

Incluso cuando tenga una nueva bolsa de arcilla, aún tendrá que acuñarla. La arcilla ha estado reposando durante un tiempo durante el envío y la consistencia de la humedad ya no es la misma en toda la bolsa.

Cuña de pila y golpe

También se llama Cuña de alambre de corte y golpe. Este método es mi favorito y además es el más fácil para los principiantes. Este método también comprime la arcilla, lo que a su vez ayuda a prevenir el agrietamiento.

Toma tu alambre y corta la arcilla por la mitad, gira la arcilla en tu mano en un ángulo y golpéala sobre la pieza de arcilla en tu mesa, luego continúa golpeándola 3 o 4 veces girando la arcilla para comprimirla.

También puede cortar la arcilla varias veces y apilarla y luego golpearla sobre la mesa varias veces más para comprimirla. Querrá hacer esto al menos de 20 a 30 veces.

Cuando termines de abofetear la arcilla, tendrá una forma cuadrada o rectangular. Deberá abofetear las esquinas hacia abajo para formar una bola, de modo que el contenido de humedad se mantenga uniforme en toda la arcilla. Entonces puedes empezar a jugar con tu arcilla.

Coning

También se llama Towering. Coning o Towering se está atascando en la rueda de lanzamiento.Coloque su arcilla en la rueda y llévela hasta una forma de torre alta, luego aplánela en forma de colmena.
Haga esto dos o tres veces.

No querrás aplicar conos la arcilla demasiadas veces porque estás usando agua con esta técnica y puede ablandar demasiado la arcilla. La conificación también ayuda a centrar la arcilla.

Cuña de cabeza de carnero

Rams Head Wedging parece ser el más popular. Cuando se hace correctamente, es más eficaz. La clave es no doblar la arcilla. Ese movimiento crea burbujas.

Desea llevar la arcilla hacia usted y presionar hacia abajo y lejos de usted, manteniendo los dedos a los lados y los pulgares en la parte superior, para que la arcilla no se salga por los lados.
Los principiantes tienden a empujar hacia abajo con demasiada fuerza y ​​la cabeza del ariete parece haber sido atropellada por una excavadora.

Cuña en espiral

También conocido como Cuña de concha es otro método que quizás desee probar. El método en espiral es más avanzado y un poco más complicado de aprender, pero si se hace de la manera correcta, este método mezcla la arcilla y elimina las burbujas de aire de manera muy efectiva.

Incline el trozo de arcilla hacia su izquierda y empuje con la palma de la mano derecha. Gira la arcilla unos 15 grados y hazlo de nuevo. Si lo está haciendo correctamente, su arcilla tendrá una forma de espiral que parece una concha.

Para obtener información más detallada sobre las diferentes técnicas de acuñamiento, consulte Cómo acuñar arcilla.

Superficie de cuña

Necesitará una buena superficie para trabajar si está acuñando en casa. Las superficies más habituales son yeso revestido de lona, ​​madera revestida de lona, ​​masonita, hormigón o granito.

Hacer agujeros en cerámica hueca

Deberías hacer un agujero en tu cerámica hueca. Esto ayuda a que el interior de la pieza se seque de manera más uniforme para evitar que se agriete. Asegúrese de que su agujero sea lo suficientemente grande para que cuando la arcilla se encoja al secarse, el agujero seguirá siendo lo suficientemente grande como para permitir que escape la humedad.
Encuentra un lugar con una cuchilla para hacer tu agujero. Si haces un conejito o un cerdo, podrías perforarle las orejas o la nariz.

La cerámica debe estar seca antes de la cocción

Debes asegurarte de que la arcilla esté completamente seca antes de ponerla en el horno. La regla general es poner la pieza contra tu mejilla, y si la arcilla está fría, todavía tiene humedad. Si vas a secar la cerámica al aire libre, asegúrate de no exponerla al sol. Eso provoca un secado desigual que puede resultar en una grieta o rotura cuando lo colocas en el horno.

Espesor de trabajo

El grosor de su cerámica también es importante. Como regla general, es mejor no hacer que su cerámica tenga más de una pulgada de espesor. Si su pieza es demasiado gruesa, existe una mayor probabilidad de tener bolsas de aire y humedad atrapadas en su cerámica.

Por lo tanto, la posibilidad de rotura en el horno es más probable. La cerámica más delgada tiene menos posibilidades de tener bolsas de aire, se seca más rápido y de manera más uniforme.

Secar correctamente la arcilla

Si ha hecho una pieza de cerámica que está hueca y totalmente cerrada y no permitió que la olla se seque adecuadamente, la humedad se convertirá en vapor y quedará atrapada en la bolsa de aire.

Cuando el exterior de la pieza de arcilla está seca, se encoge un poco, y si el interior tiene humedad y la arcilla se expande, ejerce presión sobre las paredes exteriores. La presión del vapor aumentará y la olla se agrietará, romperá o incluso explotará.

Seguridad del horno

Si va a comprar un horno por primera vez, asegúrese de leer las instrucciones con mucha atención. Los hornos eléctricos son la mejor opción para los principiantes. Tener incombustible guantes es muy recomendable.

Si hay niños o invitados presentes, se deben colocar carteles de advertencia en el área del horno debido al peligro potencial. El horno puede calentarse lo suficiente como para quemarle la piel cuando se calienta.

Para obtener información más detallada, consulte ¿Son seguros los hornos de cerámica?

Dispara tu cerámica a fuego lento

Es importante quemar su horno a un ritmo más lento. Si su velocidad de disparo es demasiado rápida, su cerámica se agrietará o romperá. Disparando a una velocidad de lento para medio es bueno. Tenga en cuenta que se recomienda una velocidad más lenta. Esto detiene la acumulación de presión debido al calor y permite que los gases y la humedad escapen de manera segura.

Control por la luz

Velas es cuando colocas tu cerámica en el horno a baja temperatura antes de la primera cocción. Es posible que desee poner velas en sus piezas antes de disparar.

Dependiendo de su horno, la vela se puede hacer manualmente bajando demasiado el quemador inferior y dejándolo allí durante 8 o 9 horas. Si tiene un horno electrónico, puede programarlo para que permanezca a 180 grados durante 8 a 9 horas. Este método parece eliminar todas las roturas.

Hay un dicho en alfarería. Nunca te enamores de la pieza hasta que salga del horno por última vez. ¡Sí claro!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.